viernes, 1 de julio de 2016

El laberinto de Borges, y documental rodado en él.

   Si realizas búsquedas sobre laberintos en el todo-busca-poderoso Google, no tardarás en dar con Borges, a quien le gustaba utilizar el laberinto en su obra (en éste enlace se puede encontrar una disertación al respecto).

   Una amiga del escritor, Susana Bombal (de la familia propietaria de la Finca Los Álamos, en San Rafael, Mendoza, Argentina), también era amiga del diseñador de laberintos Randall Coate. Cinco años antes de la que Borges muriera Coates tuvo un sueño: En ese sueño Susana Bombal le decía que Borges había muerto y le proponía diseñar un laberinto en recuerdo del escritor.

   El resultado de ese sueño fue el siguiente diseño, que se realizó en 1986 tras la muerte de Borges. El diseño, con forma de libro abierto, incluía representaciones de símbolos importantes en la obra de Borges como el reloj de arena, el bastón de un ciego y la cinta de Moebius.



   Sin embargo, habría que esperar hasta el 2003 para que se construyese el laberinto a impulso del nieto de Susana Bombal, Camilo. El laberinto ocupa más de una hectárea y se construyó con más de 8.000 arbustos de buxus.



Más tarde, se construyó una réplica del laberinto en Venecia, una de las ciudades favoritas del autor.



   Actualmente, en la versión final (reabierta en enero de 2016) del laberinto en San Rafael, se ha incluido un cañaveral para que los niños puedan jugar, una pulpería restaurada que data de 1880, una torre (de unos 18 metros de alto) desde la que se podrá observar el laberinto, un micro-cine y un museo.



   Ahora, en Junio de 2016 ha comenzado el rodaje de un documental sobre Borges, que incluye la historia de su relación con la familia Bombal, y que se está rondando (al menos en parte) en la finca con el laberinto.


 
Y, como siempre que me es posible, un vídeo para terminar. Había otros mejores (es obvio), pero en esos se veía el laberinto recién plantado, de modo que he preferido éste.